ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{EL DIVAN DEL PSICOANALISTA}

{ Una terapia absolutamente egocéntrica }

Archivos

<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 hatxe

Inicio > Historias > SARA, UNA PROFESIONAL

SARA, UNA PROFESIONAL

A veces, cuando menos te lo esperas, te encuentras en la vida en una encrucijada. Un cruce de caminos donde una persona remueve hasta lo más profundo tu conciencia, tu corazón, tu intelecto y hasta tu alma, y después de eso ya no eres el mismo. Nunca volverás a ser el mismo.

Yo estaba tan tranquilo, inocente de mí, con las rutinas diarias habituales. Levantarse, trabajar, comer, dormir...nada remarcable. Mi empresa quiere mejorar mi formación y de repente, sin solución de continuidad me encuentran ustedes haciendo un curso de Administración de Bases de Datos Oracle.

Reconozco que nunca habia tratado profesionalmente dicho tema, y reconozco también que mi vida se había desarrollado hasta entonces en el lado oscuro de la ingeniería informática, rama acólitos de Microsoft. Quizás por eso Sara impactó en mi vida como un rayo de luz intenso en medio de mi oscuridad. Me cegó, y desde entonces soy como un conejo al cual han deslumbrado los focos de un Land Rover.

Nunca podré agradecer suficientes veces lo que aprendí bajo su tutela. Quizás por ese motivo lo dejo escrito aquí, para que las generaciones venideras tengan constancia de que al menos una vez, quizás tan solo una, alguien logró trascender su rutina diaria y entrar en la iluminación. Y todo gracias a ella, que de manera desinteresada esparció la semilla de la sabiduría en un terreno yermo como era mi cerebro en aquel entonces.

Sin embargo su técnica puede ser criticable y a buen seguro será criticada por los mismos de siempre, aquellos que no saben ver mas allá de sus narices y que esperan el resultado inmediato, el dividendo fácil, sin esfuerzo. Confieso que en un principio me chocó su método didáctico, pero una vez que comprendes que lo que está haciendo es tratar de colocarte en un estado Zen, adecuando tu mente para que reciba el conocimiento sin resistencia y quede plantada la semilla de la sabiduria.

Inició, de improviso, sin más dilación, una lectura inmisericorde presentaciones, palabra por palabra, párrafo por párrafo, de conceptos, temas, ideas, uno tras otro, sin conceder tiempo a la reflexión, a la meditación, a la discusión. No hay discusión posible. Debemos estar abiertos a que la retahila de presentaciones en powerpoint vaya calando en nuestro ser, que vaya penetrando en nuestro interior. Da igual que las presentaciones estén mal. Da igual que contengan conceptos erróneos, pues no es la exposición de datos su objetivo sino amordazar las conciencias, dormir la rebeldía de nuestro YO consciente, que siempre analiza, critica, juzga, condena. Hay que abandonarse a la corriente del pensamiento, en este caso a la corriente de Powerpoints, para alcanzar, en algún momento, la iluminación.

Evidentemente, esta técnica, no es bien acogida por todos los alumnos. No todos logran alcanzar el estado mental que se precisa para aprender Oracle, el oráculo. Y ella cual si fuese nuestra Pitia particular, la encargada de abrir nuestras mentes. Algunos, los que no logran adormecer a su YO consciente, crítico, reclaman, preguntan, y se encuentran con respuestas paradójicas al más puro estilo Zen. Yo asiento, con una sonrisa de comprensión, mientras los demás se encolerizan. Piensan que les sale del paso ante cuestiones sobre aspectos distintos de los que aparecen en dichas presentaciones, con respuestas peregrinas o que no tienen nada que ver, con invenciones propias o aseveraciones peligrosas para un supuesto administrador de bases de datos que se precie de serlo; pero no comprenden, como yo, que Sara está tratando de despistar a su mente consciente con respuestas absurdas del tipo:

- Para hacer una copia de seguridad en caliente hay que parar la base de datos.

- El ejercicio no funciona porque al copiar el código a word se me han añadido comas y paréntesis

- Ayer lo probé en mi casa y funcionaba , tiene que funcionar.


Mientras el resto de profesores toman el camino más fácil, y entregan todo mascado, solucionado, pulido, correcto, Sara se preocupa por nuestra evolución espiritual y personal entregando paradojas, sinsentidos, contradicciones, todo ello, como digo, para guiar a nuestra mente a un nivel superior.

Mientras el resto de profesores instalan un servidor Oracle en su equipo y van mostrando a los alumnos los resultados de los comandos introducidos, ella se niega a hacerlo. No quiere que se venga abajo su estudiada estrategia de enseñanza con tan burdo método, así que se escuda en que su equipo no funciona bien, que le da muchos errores, y evita hábilmente tener que instalar el servidor, que solo le entorpecería en su objetivo.

En ocasiones, algunos de los alumnos, atisban por momentos algo de la iluminación que se está impartiendo, y llaman la atención sobre muchos de los problemas propuestos, que están mal redactados, son erróneos, o inducen a confusión en su planteamiento. Cuando llaman la atención sobre este hecho, reciben una gratificación intelectual y los corrige sobre la marcha. No sean malpensados y no piensen: “No puedo creer que alguien que se dedica a la docencia no prepara los ejercicios de manera que al menos, aunque sean descargados de internet, sean meridianamente comprensibles en su enunciado o al menos tengan sentido”. Como me dijo un alumno absolutamente refractario y que nunca llegará a nada por incrédulo, presumo.

No quiero extenderme demasiado y solamente voy a exponer las diferentes técnicas utilizadas para iluminarnos, entre otras:

- No entregar las presentaciones que va leyendo salvo en el caso de que ya las haya terminado y borrarlas de inmediato antes de que apenas de tiempo a copiarlas.
- No explicar ni interpretar los resultados obtenidos de un ejercicio. Usa tu luz interior.
- No entregar a la clase los comandos de ejecución de un ejercicio salvo cuando funciona. Si no funciona es un método perfecto para que entres en Zen y averigües por tí mismo porqué.
- Atender a los alumnos que afirman que sus ejercicios han funcionado con preferencia frente a los que manifiestan que no ha sido así. Evidentemente los cerrados de corazón no merecen su atención. La semilla de la iluminación solo crece en terreno fértil, todo lo demás es desperdiciar semillas.
- Cambiar de tema cuando sucesivos ejercicios no funcionan. Ya es suficiente. Si con varios ejercicios inconclusos no eres capaz de encontrar en tu interior la luz de la solución ¿para qué vamos a perder el tiempo?.
- Pasar de puntillas por los asuntos en los que planteamos objeciones. No hay que dar cuartel a la mente racional, tan artera, tan ávida de explicaciones coherentes.
- Dar el mismo tema dos veces si con eso evita dar otro más comprometido que le sigue según el guión. Esto para focalizar más nuestro chakra, a modo de Ommm repetitivo, que permite entrar en un estado mayor de iluminación.

Y por supuesto no impartir nada de lo que nuestras mentes racionales, arteras, y engañosas, esperaban recibir: ni Enterprise Manager, ni Analisis de Sentencias, ni Analisis de Explain Plan, ni TuningPack, ni AWR, ni RMAN, ni ADDM, ni Access Advisor, ni Programación de trabajos (automatización), ni recuperación de desastres. Es necesario esforzarse, no recibirlo todo hecho. Que la mente racional es muy vaga y lo quiere todo hecho.

A los alumnos más rebeldes, más recalcitrantes, que constantemente estaban poniendo en peligro la iluminación de los demás con constantes preguntas y discusiones, los colocó en su sitio con una técnica que todavía hoy cuando me acuerdo, hace acudir una sonrisa a mi rostro.

”Eliminad un archivo de Oracle con el sistema operativo y recuperarlo usando este comando”

Todavía me río cuando la mitad de la clase se quedó sin servidores con los que ejecutar nada. Evidentemente era un escarmiento, pues la sentencia de Flashback o recover solo funcionan en condiciones dadas, que en este caso no se daban, claro. Recibieron su merecido. Por importunar. Al que protestaba por haber perdido el servidor se le amonestaba con una frase que no olvidaré: ”Tu equipo está fatal. Reinstala el Oracle desde el principio”

Después de que Sara pasó por mi vida. Soy un profesional nuevo. Ahora cuando algo no funciona en mi empresa, y el jefe grita completamente histérico en su despacho, utilizo una de las múltiples técnicas de iluminación que ella me impartió, entre mis favoritas está “En mi casa funciona”, pero dependiendo del día utilizo otras, como ”word ha metido comas y parentesis en mi código”, o también ”el equipo está fatal. Hay que reinstalar”. Mi mente sigue en aquel estado Zen, relajado, pleno.

Y soy más feliz.

2009-12-26 13:06 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://divan.blogalia.com//trackbacks/65472

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.82.29.141 (b08191389d)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

portada | subir