ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{EL DIVAN DEL PSICOANALISTA}

{ Una terapia absolutamente egocéntrica }

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 hatxe

Inicio > Historias > ESPAÑA , CUNA DEL CHIRINGUITO FORMATIVO

ESPAÑA , CUNA DEL CHIRINGUITO FORMATIVO

Cuidado, muchachos y muchachas. Vosotros que pensáis que la formación es importante, que la adecuada actualización de los contenidos es necesaria, y que un buen profesional no sólo es aquel que es bueno en su labor sino que también trata de mejorar y adquirir conocimientos en su área. Cuidado, pues en este querido pais nuestro, la formación se usa como arma arrojadiza, como medro de incapaces, como medio de lucro constante chupando de la ubre del estado.
Todos, tanto sindicatos como empresas de formación, han acordado en crear lo que yo denomino “Chiringuito-FormativoTM”. Hoy voy a hablar del último en el que he estado, no porque sea el más significativo (ni siquiera pienso que sea el peor), sino porque simplemente fué el último y tengo aún fresca en la memoria las bajezas que tuve que contemplar. En estos centros se pueden hacer cursos tanto si estás parado como si estás trabajando. De hecho, hice en esta modalidad cursos tanto estando ocupado como desempleado y es normal que mezclen a gente en diferentes estados laborales si no llegan a llenar la clase.


La cosa empezó mal, y la verdad, debiera de haberme dado cuenta entonces, pero decidí darles unos días de gracia a ver si había sido tan solo un tropiezo inicial sin más implicaciones, pero me equivoqué.
El curso empezaba un jueves, y por esas casualidades del destino, yo estaba en A Coruña ultimando un proyecto que finalizaba justo esa semana así que indudablemente me tocaba perderme los dos primeros días, jueves y viernes, para empezar el lunes siguiente, que ya habría vuelto a Madrid. Total, los dos primeros días son de presentación y no me voy a perder mucho, pensé inocentemente.
Así que como soy persona legal, de los que van con la verdad por delante, se me ocurre llamar al coordinador del curso para informarle de que no podré acudir hasta el lunes y me dice que en tal caso no puedo hacer el curso. Me quedé a cuadros. No podía comprender cómo solamente por el hecho de perder uno o dos días me podían directamente expulsar del curso cuando ni siquiera había empezado. Traté de informarme del numero de días que uno podía faltar sin ser expulsado y resulta que por la envergadura del curso podría faltar una semana completa sin que por ello fuera expulsado, pero amigos, faltar el primer día era motivo de expulsión inmediata.

Bastante cabreado, pues era un curso en el que estaba muy interesado, hablé con mi jefe de proyectos, el cual, evidentemente, como es lógico, se negaba a que yo faltara precisamente los dos últimos días del proyecto en A Coruña. Me armé de valor y acudí directamente al responsable de Recursos Humanos y planteé mi caso. No os imagináis lo que tuve que prometer, los favores que tuve que pedir, y los culos que tuve que lamer para que al final se me permitiera por lo menos acudir a Madrid el jueves.

Así lo hice, me presenté el jueves en una clase estúpida que sólo sirvió para rellenar papeles, presentar al profesor, conocer al coordinador y darme cuenta de que la clase estaba MEDIO VACÍA!!!!!.
Básicamente faltaba un 30 % de los supuestamente admitidos alumnos. Alumnos, que evidentemente habían sido má espabilados que yo, y sin necesidad de ir contando su vida a nadie, directamente faltaron los dos primeros e inútiles días para acudir a partir del lunes.
A estas alturas, mi cabreo estaba alcanzando cotas impensables. Mi cólera era olímpica. El pedazo de gilipollas del coordinador me hizo arrastrarme como una sabandija por medio cuadro directivo de mi empresa para evitar que me quitaran la plaza del curso cuando a la vista estaba que si te pasabas por el forro los dos primeros días no pasaba nada. Valiente mentiroso.

Lo dejé correr. No necesita uno cabrearse, que bastante tenía ya con los favores que tuve que pedir. Así que no le dí más vueltas y me dispuse a disfrutar de la “experiencia formativa”. Otro error.

La señorita que impartía el curso era lo más inútil con lo que me he topado en toda mi vida. Su técnica docente, si es que se podía llamar “técnica” a semejante engendro, consistía en poner powerpoints uno tras otro, que ella “muy amablemente” se encargaba de leer como si nosotros fuéramos descerebrados y no pudiéramos comprender el castellano escrito. Comprenderéis que la cosa no era para risa. Día tras día con una inútil de libro sin conocimiiento alguno del tema que lee, procediendo inmisericorde al recitado de powerpoints es un tratamiento que bien podría ser considerado tortura por la Convención de Ginebra o por cualquiera que tenga en suficiente estima los derechos humanos.

La chica que estaba sentada a mi lado, acudió al coordinador del curso, y le comentó muy diplomáticamente (demasiado, para mi gusto) que “las clases eran demasiado teóricas” y que “no vendría mal una práctica de vez en cuando”.

Fué peor el remedio que la enfermedad, porque amiguitos, no sé si sabéis que los ejercicios también pueden leerse como un powerpoint, sin entender lo que se lee. Así que la “seño” se dedicó desde entonces a descargar ejercicios de internet, ponerlos en un powerpoint, y leerlos. Debía ser una yonki del powerpoint o algo así, porque no la separabas de su proyector ni con agua caliente. Nada de consultar dudas, nada de preguntar sobre el problema, porque según ella afirmaba “en mi casa funcionó”.
Esa era la mejor explicación que obtuvimos cuando comprobamos con disgusto que ni uno de los ejercicios funcionaba. Algunos miramos en San google y encontramos las páginas originales de las que había obtenido los materiales prácticos para descubrir con horror que no era siquiera capaz de hacer un “copy & paste” decente. Los problemas estaban tan mal copiados que aunque siguieras los pasos no funcionaba ninguno.

“En mi casa funciona”, era todo lo que se atrevía a decir como explicación. Además de inutil, la señorita tenía una cara como el cemento armado.
Y yo pidiendo favores para no faltar el primer día del puto curso porque sino “me expulsaban”. Si lo llego a saber les digo que se metan el curso y la expulsión por el culo.

No acabó ahí la cosa. Entre unas tonterías y otras, el curso va terminando y justo cuando vamos a plantar una queja firme, llega el evaluador del sindicato. Estos cursos se financian con un dinero que a todos nos quitan de las nóminas, y de este modo chupan todos; los sindicatos, y los chiringuitos. Pones un inútil a leer powerpoints por cuatro duros y la diferencia te la embolsas. Está todo bien pensado. En mi próximo proyecto voy a pedir que no descuenten de mi nómina ni un puto euro para este negociete. Si se puede, claro, que a lo peor no se puede y pagas por cojones.

Total, que como todos estábamos calentitos, cuando llega el tipo del sindicato a evaluar el curso lo que tuvo que oir le dejó las orejas temblando. No se podía creer lo que le decíamos. Yo no sé si se hacía el tonto o qué, porque no me creo que tal y como está montado el negocio este de los chiringuitos formativos (que me imagino que cobran por el número de alumnos, de ahí que no me permitieran faltar el primer día) no se encontrara todos lo días con casos como el nuestro. Sinceramente, no me lo creo. Nuestro caso debe de ser la norma, y no la excepción.
Pues con todo, tuvo que oir de todo menos palabras bonitas.

Claro, luego se montó la de dios es cristo, porque si les tocas en el bolsillo ya es cuando se preocupan. No se preocupan de dar una formación adecuada, sino de llenar el bolsillo sin que se note, y si pueden contratar a un docente incapaz, que es más barato, pero que da el pego, pues más beneficio para ellos, y como la gente se piensa que los cursos son gratis, pues no protestan. No son gratis, los pagamos todos los Españoles. Al menos los que tenemos nómina.

Total, que vino a clase hasta el director del chiringuito este, y no creáis que vino a pedirnos disculpas por la penosa formación impartida, no. Vino a echarnos la bronca a nosotros. En un clásico ejercicio de “matar al mensajero” en vez de mejorar la selección de formadores, disculparon a la “seño” diciendo que todo el mundo se puede equivocar y que la culpa era nuestra. ¡Toma ya!

Imaginaros mi cara. Pidiendo favores para poder acudir al curso, arrastrándome por media oficina, y me encuentro con un docente inútil (pero barato), y el resultado de todo es que la culpa es mía. Lo siquiente que me enteré, por medio de otro de mis compañero, era que en dicho chiringuito estamos todos vetados porque en este país de trincones, chorizos y ausente de la más mínima ética profesional sienta muy mal cuando alguien dice la verdad y la dice bien alto.
Por lo visto mi compañero intentó apuntarse a otro curso a través de la web (hay que tener ganas. Yo no me acerco a estos tunantes otra vez ni que me paguen) y le fué totalmente imposible. Valiente forma de evitar problemas. En vez de mejorar sus procesos formativos, eliminan al que se queja.

Así que advertidos estáis. Os cuento mi experiencia con este chiringuito en concreto, pero no me cabe duda que la mayoría funcionan igual.

2010-07-24 21:18 | 5 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://divan.blogalia.com//trackbacks/67409

Comentarios

1
De: Gustavo Fecha: 2010-09-21 20:13

Por lo general estos cursos funcionan de pena, te cuento mi caso porque también es ilustrativo. Estaba impartiendo unas clases de programación para un sindicato no es que me dedique a dar clases pero como tengo experiencia me lo pidieron, tres meses preparando el curso y los alumnos contentos (al menos eso decían). Cuando falta apenas una semana para terminar me llega el coordinador del sindicato y me dice que si cuando acabe el curso puedo dar otro sobre "técnica avazadas de Photoshop", le digo que no tengo conocimientos de Photoshop y me suelta eso de que: " da igual les pones 4 diapositivas y te llevas un dinero".



2
De: Ricardo Ortiz Fecha: 2013-05-21 11:33

Yo he trabajado en MSL Formación y doy fe de que todo lo expuesto es cierto y se queda corto.

Esta panda del opus son unos sinverguenzas, no tienen otro nombre.
Tienen una cara durisima.

Los cursos los avisaban de un dia para otro y cosas por el estilo, con lo que siempre habia problemas para prepararlos.

Cuando el curso no se llena para no perderlo traen a amiguetes que aparecen dos o tres dias, firman todos los dias antes de acabar el curso y como no, estan el dia que viene la inspección para que todo parezca correcto.

Como director de formación estaba Miguel M., un inutil prepotente, no se sabe ni organizarse el. Va dando voces creyendo que la gente se va a amedrentar y los problemas se van a solucionar solos...

Luego Cuca A., que no tiene ni graduado escolar, como directora de formación. Para acabar la hermanita, Paloma A. que es otra inutil como comercial. Cuca y Paloma se pasaban el dia imprimiendo fotos de la virgen y visitando la web "todosconelpapa" para que os hagais una idea de su trabajo diario, eso se combinaba con salir a hacer la compra o ir de tiendas.

Enrique C. era un pobre diablo que tenian de chivatillo/mamporrero, y algun otro personaje.

Los gestores de los cursos, escogidos la mayoria a dedo, son personas torpes y sin conocimientos que "montan" el curso como buenamente pueden y no se preocupan nada mas que el dia de la inspección nadie diga nada malo ni ponga quejas y que las hojas esten firmadas.

Los profesores, pues hay de todo, la mayoria son gente obligada por la circustancia que cobra poco y mal.
Igual dan un curso de animación grafica que uno de programación.

En fin, poco bueno puedo decir de MSL o de sus directivos...



3
De: MSL Formacion Fecha: 2013-07-15 19:50

¡Buenas tardes!

Este mensaje debería haber sido enviado mucho antes, por lo que os
pedimos infinitas disculpas por la tardanza, en primer lugar.

Es verdad que en nuestro centro formativo no se han hecho las cosas tan
bien como se debería en algunas ocasiones, por lo que asumimos nuestra
culpa y esperamos que no volváis a tener problemas de este tipo. Desde hace unos meses el equipo directivo al completo al que hacía mención
Ricardo ha sido sustituido y la política de la empresa ha cambiado al
completo para volver a convertir al alumno, cliente, en el centro y que estas
circunstancias no se puedan volver a dar.

Respecto al tema Opus, este centro no está asociado a ningún grupo ni
ideología, aunque se respete bien la creencia de cada unos de nuestros
trabajadores y se fomente en todo momento la libertad.

Nos sorprende que puedas pensar que hemos podido denegar e acceso a
algún alumno que haya tenido una mala experiencia con nosotros. Lejos de
eso, la idea sería intentar restituiros para que quedéis satisfecho con
nuestros servicios. Ruego le transmitas nuestras disculpas a tu conocido y
que nos escriba a esta dirección para podernos poner en contacto con él y
tratar de ver si podemos ayudarle.
Del mismo modo, nos gustaría hablar contigo para ver si podemos ofrecerte
alguna compensación por tan mal trago que te hicimos pasar. Puedes
escribirnos a comunicacionmsl@gmail.com y quizá te podamos ayudar.

Por último, aunque tuviste tan mala experiencia con esa profesora,
comentaros que siempre intentamos que los docentes posean el mayor nivel
posible sobre el tema impartido. Tienen que cumplir ciertos requisitos que
nos son impuestos para poder mantener todos los certificados de calidad
que tenemos, por lo que nunca puede ocurrir que haya un profesor sin
todos los títulos necesarios y la experiencia necesaria para impartirlo.
Espero que os pongáis en contacto con nosotros para cualquier cosa que
necesitéis y nos podáis ayudar a mejorar. De veras, disculpas y un saludo.

MSL Formación.



4
De: Eugenio Fecha: 2015-02-24 12:57

Buenos Días, soy antiguo alumno de msl, he realizado varios cursos y nunca he tenido ninguna queja, si que es cierto que el nivel de exigencia de cada alumno es diferente, incluso me he encontrado compañeros que quieren que el curso tenga los contenidos y la forma de ejecución que ellos dicen. No todo el mundo tiene las mismas expectativas, pero insisto, todos mis profesores estaban altamente cualificados, otra cosa es que te gusta la forma de impartir el curso.

Saludos



5
De: Nacho A. Fecha: 2016-06-02 09:03

El equipo ha sido sustituido?
La política del centro ha cambiado?

Ay que me da la risa, no se quien ha escrito este comentario tan chorra.

La política del centro no ha cambiado un apice, ni lo mas mínimo, si bien es cierto que el personaje este Miguel M. fué trasladado a otra empresa, los dueños seguían siendo gente del Opus, como Amparo J.G o Jose Alberto J.G.

Como digo los profesores y podeis comprobarlo en los cursos que ofrecen da muchísimas materias y muy distintas, con lo cual es posible que en alguna esten sobradamente formados, pero esta claro que dar photoshop o avid no tiene nada que ver con dar un MSCA o un CCNA: aprendiz de todo, maestro en nada





Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.92.164.184 (a244367575)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

portada | subir